Peñarol vence a Wilstermann con uno menos y gracias a un gol en contra

Libertadores

Publicado el: 12 de marzo de 2020  -  14:47h
Escrito por Diego Aguilar
75 views

Luego de una buena corrida de ‘Gio’ González por el sector derecho terminó en un centro donde Alejandro Melean, en un intento por despejar, metió el balón en su propio arco.

Los primeros momentos del compromiso mostraron a los locales tratando de generar oportunidades con la velocidad de Pellistri como principal arma, ante un equipo boliviano que se defendía y trataba de contener en la zona de volantes.

La presión alta y una apuesta a la velocidad en ataque marcaron esos minutos mirasoles que volcaron su fútbol por derecha y que obligaron a una gran tapada de Arnaldo Giménez tras un remate a distancia de Vadócz. Los locales a esa altura eran más en cancha e incluso Kagelmacher con un disparo que no llegó a tocar Terans, volvió a avisar la cercanía de la apertura que se hacía esquiva.

El protagonismo era de los de Forlán, que acumularon ocasiones como un nuevo remate de Terans o un disparo de Abascal tras un córner, ambas ocasiones sin precisión.

La visita sin mayores ambiciones se defendía y trataba de despejar en casa ocasión, aunque sin poder retener demasiado el contralor del balón ni incomodar a Dawson. Peñarol acumuló chances pero la ansiedad y la falta de eficacia a la hora de concretar no le permitieron irse arriba al entretiempo.

El complemento comenzó con los aurinegros nerviosos porque el gol no llegaba y la expulsión de Rodrigo Abascal que fue a buscar una pelota área pero con el brazo extendido sobre la cara del rival. Argote no lo perdonó y le mostró la roja.

Pero hasta con un hombre de menos el gran pecado que cometía el equipo uruguayo era fallar una y otra vez de cara al golero cuando generaba situaciones claras. Alejandro Melean con un cabezazo en propia meta que reventó el travesaño estuvo cerca de conseguir el desequilibrio, hasta que Forlán decidió no esperar más y colocar a Xisco para buscar otra cosa arriba.

Una clarísima la desperdició Acevedo que robó un balón en la salida rival, combinó con Xisco, pero cuando fue a rematar le erro al arco. Allí el entrenador volvió a cambiar, dando ingreso a Matías Britos y ya con la necesidad de conseguir ese tanto que apaciguara las aguas.

El mismo llegó a los 69′ cuando Giovanni González, de muy buen partido, desbordó por derecha y colocó un centro rastrero que Alejandro Melean en su intento de despejar metió en su propio arco.

Un tanto que dio cierta tranquilidad, pero lejos de cerrar el trámite, cosa que pudo pasar cuando un disparo de «Gio» se fue muy cerca de la valla de Giménez. Una falló en la salida desde el fondo le dio a Osorio la chance de poner la igualdad, pero Dawson se vistió de salvador para salir a cerrar antes que se encendieran las alarmas definitivamente.

De allí al cierre los carboneros fueron un manojo de nervios y la pasaron mal, primero con un tiro libre de Chávez que reventó el travesaño y luego otra vez el golero tapando un remate desde el área chica. El pitazo de Argote hizo respirar a hinchas y jugadores que celebraron los primeros tres puntos en el grupo, donde tras el triunfo de Colo Colo ante Paranaense todos tienen tres puntos tras dos fechas.


Deja tu Comentario

Lo más visto

Lo último

¡Conviértete en un miembro de nuestra comunidad en línea y obtén toda la información deportiva al instante, suscríbete a nuestro Newslwetter ¡ahora!